Resarcen daño moral por despido arbitrario de un carnicero.

Al verificar que el despido injustificado de un empleado se produjo por un juicio iniciado, en el que reclamaba diferencias de haberes y sanciones por irregularidades en su registración; y dado que la patronal no probó la necesidad ni la razonabilidad de la medida, siendo esa conducta contraria al acceso a tutela judicial efectiva y al derecho de defensa del trabajador, la Sala 7ª de la Cámara del Trabajo de Córdoba, integrada por Mauricio César Arese, condenó a Libertad SA a abonar al ex dependiente la suma de $5.000 en concepto de daño moral.

Un millón de razones para indemnizar

Un millón de razones para indemnizar
La Justicia condenó a Telefónica a pagar $1.040.000 por el accidente sufrido por un trabajador, que cayó de un poste de teléfono y quedó parapléjico.

Ratifican vínculo comercial de fletero con firma láctea

Lo determinó el Tribunal Superior de Justicia cordobés, siguiendo el criterio que ya había fijado en una causa similar. El Alto Cuerpo ratificó la inexistencia de fraude en la contratación del transportista.

Dado que la participación de un fletero en el circuito de reparto de productos lácteos no ocurrió bajo una relación de dependencia fraudulenta con las empresas Con Ser SA, Logística La Serenísima SA, Mastellone Hnos. SA y Danone SA sino en un marco estrictamente comercial, la Sala Laboral del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ) negó la existencia de fraude a los derechos del demandante y convalidó los contratos comerciales suscriptos por las partes.

Comienza a funcionar la Oficina de Conciliación de la Cámara Única del Trabajo de Córdoba

Las salas podrán remitir a esta dependencia las causas en trámite susceptibles de conciliación

El próximo lunes comenzará a funcionar en Tribunales III (Bv. Illia 590) la Oficina de Conciliación de la Cámara Única del Trabajo de la Ciudad de Córdoba, creada por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) por medio de la Acordada Nº 1153 “A”. Las diferentes salas de la cámara podrán remitir a esta dependencia, ya sea de oficio o a petición de parte, aquellas causas en trámite que pudieren ser susceptibles de conciliación.